Archive for 26 febrero 2010

Hilando fino en la traducción: distintas portadas, misma lengua

26/02/2010

Leemos en el interesante blog Bajo la línea una reflexión acerca de las portadas de los libros en un mismo idioma. El autor del post indica que incluso en la misma lengua, cambia la portada según el libro se dirijan al mercado británico o americano.

Me gusta la idea de adaptar también visualmente el material traducido a las preferencias de cada mercado, aunque en el ejemplo que os pongo parece que estemos viendo dos novelas totalmente distintas. ¿Vosotros también cambiáis la presentación de las traducciones en función del lugar de donde provenga el cliente?

Cada mes mueren dos idiomas en el mundo

25/02/2010

Leemos en el blog El próximo viaje la noticia de que cada mes hay dos idiomas que desaparecen, especialmente porque desaparecen las personas que la hablan. Con esta desaparición finalizan también las culturas que las vieron nacer, porque no olvidemos que la lengua es una manifestación de esa cultura.

Los cálculos son que para 2100, el 50% de las lenguas habladas actualmente hayan desaparecido. En principio, podría tener que ver con las políticas de lenguas oficiales y de cómo los Estados imponen unas lenguas sobre otras, mientras que las tradicionales quedan recluidas al ámbito más doméstico. Otra de las causas podría ser que, con la expansión de la televisión y de la radio, se han ido unificando los dialectos en cada país para acabar tomando como principal el que más han escuchado en los medios de comunicación (pasa por ejemplo en Italia).

En cualquier caso, la desaparición de una lengua siempre es una mala noticia por toda la cultura que lleva asociada.

A vueltas con Shakespeare

24/02/2010

¿Quién no ha soñado con traducir algún documento inédito de Shakespeare? La verdad es que el genio inglés ha tenido cientos de traducciones al castellano desde que se comenzaron a representar y publicar sus obras en nuestro país pero una vez más nos topamos con expresiones intraducibles, estructuras complejas y una cadencia que tienen las palabras inglesas muy difícil de traducir al castellano.

Traducir a Shakespeare debe de ser una de las tareas más complejas que puede acometer un traductor y después no todo el mundo lo aprecia. Por poner un ejemplo, se encuentran traducciones de la obra “As you like it” por “Como gustéis”, “Según vuestro gusto”, “Como os plazca” e incluso “Así es si os parece”.

Con estos antecedentes, dan ganas de atacar al “To be or not to be”. Menos mal que nosotros dependemos de los clientes que son los que tienen la última palabra al decidir cuál es la traducción que más les gusta.

¿Cómo traducir referencias culturales?

23/02/2010

Leemos en el blog de La paradoja de Chomsky una interesante reflexión acerca de la traducción de las referencias culturales. El traductor que se encuentra ante un documento que contiene una referencia cultural que no se va a entender en el idioma de destino, se ve en una disyuntiva:

– Puede “traducir” la referencia por una equivalente en la lengua de destino, por alguna expresión que sea equivalente

– Se puede dejar la expresión como está y aclararla en una nota del traductor.

Nosotros preferimos consultar al cliente en cada caso particular acerca de sus preferencias, ya que en función del uso que vaya a hacer de los textos, resultará más adecuado conservar la terminología o modificarla para que la entienda el lector. ¿Vosotros qué hacéis con este tipo de dilemas?

¿Qué traductor automático es mejor?

22/02/2010

Mercedes Huete hablaba hace poco de los traductores automáticos, destacando que nunca pueden sustituir una buena traducción hecha por personas. Nosotros como agencia de traducciones no vamos a negarlo, por supuesto, pero vamos un paso más allá y nos hemos preguntado cuál será mejor y más cercano a una buena traducción.

Eso mismo se ha preguntado el traductor chino Ethan Shen, que ha puesto en marcha una iniciativa para comparar Google Translate, Babelfish y el traductor de Microsoft Bing. Para ello, ha pedido la colaboración de voluntarios que se encargarán de evaluar la calidad de las traducciones de las tres herramientas.

Nosotros, como traductores profesionales, seguimos desconfiando de estas herramientas que, aunque en un momento dado puedan sacar a alguien del apuro, al final no sirven cuando se desea un resultado perfecto.

Buscar palabras a la vez en el DRAE y en el DPD

19/02/2010

A través de un twitt de Elisabeth Sánchez, llegamos a una herramienta online muy práctica para los traductores que permite buscar a la vez en el Diccionario de la Real Academia Española y en el Diccionario Panhispánico de Dudas.

Este buscador ha sido desarrollado por la Academia Costarricense de la Lengua y se puede acceder a él desde la página principal, escribiendo en la caja de la barra superior donde pone “diccionarios”.

Esta herramienta es muy útil ya que a veces además de una duda sobre el significado de cualquier palabra, hay dudas sobre cómo se usa, con qué preposición hay que ponerla o cómo se conjuga un verbo.

La traducción inversa

18/02/2010

Normalmente las traducciones se suelen hacer de la lengua original a la lengua materna del traductor. Esto es, si un traductor es español, traducirá de inglés a español o de francés a español pero nunca al revés. El origen de esta norma no escrita es que se supone que el traductor tiene más aptitudes para redactar en su lengua materna y que si traduce a otra distinta, aunque la domine, no siempre queda una traducción “natural”.

Hay muchas empresas que ofrecen este tipo de traducción, llamada inversa, de la lengua materna a otra, pero la única manera de asegurarse una traducción de calidad es sabiendo que el que redacta domina al 100% la lengua final. Así pues, las traducciones son deficientes y no se ajustan a lo que el cliente quiere.

La mejor manera de asegurarse de que la traducción es buena es contando con los mejores expertos en la lengua final y revisando cuidadosamente las traducciones, ya que saber traducir de un idioma a otro no implica que la lengua que no es la nuestra se domine con fluidez.

Libros para traductores: “La traducción de la A a la Z”

17/02/2010

El libro “La traducción de la A a la Z” es un compendio de textos sobre traducción reunidos por Vicente Fernández González, profesor de la Universidad de Málaga que ha ganado dos veces el Premio Nacional de Traducción. En sus casi 200 páginas el autor recopila artículos relacionados con el mundo de la traducción ordenados de la A a la Z en forma de glosario.

Este libro es muy recomendable ya que aborda la traducción desde distintos tipos de vista, desde el meramente ensayístico como desde el punto de vista de la ficción, al recoger fragmentos de novelas en las que los traductores son los protagonistas. Este libro me ha gustado un montón porque se hace muy fácil de leer, ya que se pueden ir revisando distintos fragmentos sin que aburran ya que, como digo, son todos distintos con el hilo conductor de la traducción.

Si queréis más información, también lo recomiendan en Algo más que traducir.

Servicios complementarios a la traducción: la maquetación

16/02/2010

Cuando recibimos un encargo, siempre ofrecemos la posibilidad de devolver el documento traducido en el mismo formato en el que fue enviado a la agencia. Esto es así porque en ocasiones el cliente necesita volver a presentar el mismo documento en la nueva lengua y se hace especialmente en folletos y libros de instrucciones.

El trabajo de maquetación requiere una cierta especialización y forma parte del valor añadido que hace la diferencia entre una buena traducción y una traducción perfecta. Dicen que una imagen vale más que mil palabras y en traducción diríamos que una imagen da más valor a las mil palabras.

Traducir el lenguaje de la calle

15/02/2010

Ya hemos hablado de la importancia del glosario a la hora de enfrentarse con un texto concreto en una jerga muy específica, pero ¿qué pasa cuando no hay glosario? Es más,¿qué pasa cuando las palabras usadas no están regladas en ningún libro pero que todo el mundo conoce su significado pero no es tu lengua materna?

En Internet hay varias páginas que recogen el inglés de la calle, con una estructura 2.0 en la que los propios usuarios van votando las definiciones que ellos mismos suben a la web y que sirve al resto de lectores para saber si son buenas o no. Nuestra favorita es Urban Dictionary, en la que además de la definición se incluye una frase o párrafo en el que se usa la palabra definida.

Tal vez este tipo de páginas no puedan sustituir un buen diccionario pero os aseguro que es de utilidad a la hora de traducir el argot de la calle y todo tipo de expresiones coloquiales.