El peligro del literalismo

Uno de los peligros de los que más avisan en las escuelas y facultades de traducción es el literalismo, consistente en traducir con las mismas palabras usadas en el original. En efecto, este es un error muy común de principiantes que da lugar al tipo de frases que aparecen en la famosa web Engrish.com de la que ya hablamos hace tiempo.

Este error lo provoca no sólo la inexperiencia como traductor sino también las prisas que impiden una buena revisión por parte del mismo traductor algún tiempo después de finalizar el trabajo o por parte de un editor. Otra de las posibles causas de una excesiva literalidad es el hecho de que la lengua de destino no sea la lengua materna del traductor.

El literalismo además conlleva más errores con los “falsos amigos”, palabras que suenan muy similares en dos idiomas pero que no significan lo mismo. Aquí el caso típico sería traducir el italiano “salire” por “salir” (en realidad significa “subir”) o traducir el inglés “disturb” por “disturbar” (cuando el significado es “molestar”).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: