Archive for 29 abril 2010

Cuando las marcas deciden no traducir sus eslóganes

29/04/2010

En los últimos años, estamos viendo como cada vez más marcas han elegido no traducir su publicidad. Tenemos casos fáciles de recordar, como el famoso “Be water, my friend” pero hay muchos más. Casi siempre el eslogan no traducido es en inglés, lo que se comprende desde el punto de vista de que es la lengua franca, hablada por muchos españoles o simplemente porque le da a la publicidad una pátina de “modernez” o de “inmediatez” que buscan los creativos.

En la revista alemana Der Spiegel analizaron este fenómeno hace unos años y llegaron a conclusiones de que el 85% de los entrevistados no podían entender el lema de un anuncio de Siemens que era “Be inspired”. De hecho había un 50% que tampoco entendían “Every time a good time” de Mc Donalds y “There’s no better way to fly” de Lufthansa.

Hace poco repitieron el estudio y vieron que solo el 25% de los consumidores podían entender los eslóganes en inglés. Si esto sucede en Alemania, es posible que en España suceda lo mismo, por eso es importantísimo para las agencias de publicidad decidir si mantendrán el eslogan en inglés o lo traducirán al castellano. Según los datos que hemos visto, pues, lo ideal sería traducirlos al castellano.

Las palabras inglesas que más gustan

28/04/2010

En el blog Words to good effect tienen un recopilatorio realizado a partir de una encuesta que hicieron en el British Council para determinar cuáles eran las palabras favoritas de sus estudiantes. Estas fueron:

1. Love
2. God
3. Peace
4. Awesome
5. Hello
6. Freedom
7. Gorgeous
8. Sunshine
9. Health
10. Happiness

¿Vosotros tenéis palabras favoritas en inglés?

La historia de la interpretación simultánea

27/04/2010

Leemos en un blog la interesante historia de la interpretación simultánea que se supone que surgió después de la I Guerra Mundial, ya que hasta entonces se había usado el francés como lengua franca pero entonces comenzó a aparecer el inglés a raíz de la nueva configuración europea tras la contienda. En la época de entreguerras, se creó un equipo de intérpretes que trabajaban en la Sociedad de Naciones con el inglés y el francés.

La mayoría de autores sostienen que la interpretación simultánea se empleó por primera vez durante el proceso de Nuremberg, tras la Segunda Guerra Mundial y fue popularizado por la ONU. La opción de la interpretación simultánea se impuso a la consecutiva debido a que hacía perder mucho tiempo y hoy en día es la técnica más utilizada en todo el mundo.

Este tipo de servicios se prestan sobre todo en conferencias y en general en cualquier evento donde haya un hablante extranjero y un público numeroso. La interpretación simultanea exige por parte del intérprete que preste toda su atención y que se prepare con antelación el tema del que se va a hablar, ya que no va a tener mucho tiempo para consultar si tiene alguna duda terminológica.

Los cuatro consejos de Hemingway para escribir bien

26/04/2010

Ernest Hemingway fue uno de los escritores más aclamados en el siglo XX. Como periodista, ganó el Pulitzer y al final de su vida, toda su obra ganó el premio Nobel de Literatura. Como traductores, nuestro ideal es escribir bien en nuestra lengua de destino, así que, ¿quién mejor que Hemingway para aconsejarnos? Estos son los consejos recogidos por el blog Copyblogger.

1. Usar frases cortas. Esto lo hemos mencionado por aquí en más de una ocasión y como siempre, esta opción está supeditada a la naturaleza del texto que estemos traduciendo, pero no está de más no perder de vista este buen consejo.

2. Comenzar con un primer párrafo corto.

3. Usar un lenguaje vigoroso que mueva al lector o al oyente pero con pocas palabras. Ese es el reto.

4. Sé positivo, utiliza las palabras sin prefijos ni sufijos. Es mejor decir poco expresivo que inexpresivo. Es mucho más concreto.

¿Tenéis alguno más?

Celebremos el día del libro leyendo libros traducidos

23/04/2010

Hoy es el día del libro y existe en España la costumbre de intercambiarse libros entre amigos, novios o conocidos. La verdad es que esta es una oportunidad única para compartir lectura, regalar ese libro que tanto significó para ti o para recuperar a ese autor que tanto te gustaba pero del que hace mucho que no lees nada.

Aprovechemos, pues, el día para leer, para reencontrarnos con los autores… y con los traductores que tanto han hecho para que podamos disfrutar de libros escritos en otras lenguas.

Cinco ideas para mejorar la traducción de una página web

20/04/2010

Uno de los servicios que más nos solicitan en la agencia es la traducción de páginas web a otros idiomas (casi siempre al inglés pero también hay otras posibilidades) con la idea de que sólo cambiando el texto ya es suficiente para entrar en otros mercados. Más allá de las pistas para posicionar mejor en buscadores (os recomendamos el interesantísimo post de François Derbaix al respecto) hay una serie de ideas que mejorarán la percepción de vuestra empresa cuando queráis dar el salto internacional:

1. Analiza las necesidades de tus posibles usuarios en cada país. Aunque vivimos en un mundo globalizado, en cada nación va a haber unas necesidades distintas y cada persona va a usar tu web de una manera diferente. No te limites a traducir los textos, “traduce” también las características de la web.

2. Adapta el contenido a la cultura del lugar de destino. No sólo a través de unos textos traducidos sino que utiliza referencias culturales locales para que en el extranjero sientan que les entiendes. En esta parte te pueden ayudar los traductores ya que te proporcionarán toda la información que necesitas.

3. Sitúa los botones de los idiomas (o de las versiones para distintos países) en un lugar visible y accesible. Existe la convención de que los idiomas se colocan en la esquina superior derecha de la web pero como es una regla no escrita, se puede cambiar. Eso sí, procura que sean fáciles de encontrar si te decides por la innovación.

4. Pon cuidado en el mantenimiento y en la actualización de la web. De nada sirve tener una página traducida si en pocos meses el contenido va a quedar obsoleto. Revisa de vez en cuando los contenidos de tu web en todos los idiomas para no dar una sensación de dejadez por pereza.

5. Plantéate comprar dominios locales y no te limites sólo a traducir una web.

¿Somos exigentes con la lengua?

19/04/2010

En el blog de Trujamán se hacen una pregunta muy interesante acerca del nivel de exigencia que tenemos las personas especializadas en idiomas con las traducciones, doblajes y en general con todo lo que tiene que ver con el uso de la lengua. Según el autor del texto, apenas un 1% de las personas que ven una película o que leen un libro se quejan de algún error.

El autor del blog cuenta que todo lingüista debería ser activista y exigente con las traducciones y con los textos con los que se encuentra porque esa es la manera de mejorar el uso de la lengua. Sólo quejándose de una mala traducción, los clientes elegirán solo a los mejores para realizar sus trabajos y el factor económico dejará de ser determinante a la hora de decantarse por una u otra agencia.

Vía un Twitt de Beatriz Verdasco.

La tabla periódica de las tipografías

16/04/2010

Los clientes nos suelen pedir que les devolvamos los textos traducidos con las mismas fuentes con las que nos lo entregaron, lo que conlleva un trabajo extra de maquetación. El caso es que averiguar cuál ha sido la tipografía utilizada en el documento original no siempre es sencillo, pero hemos visto en el blog de Medical Translation una tabla de tipografías que seguro que os será de gran ayuda.

Aunque no están todas las tipografías que existen, al menos están las más importantes y estamos seguros de que os ayudarán en vuestras tareas diarias.

Curiosidades del castellano: por qué decimos anduve

15/04/2010

Uno de los verbos que más les cuesta aprender a los niños y que a muchos adultos tampoco les sale con naturalidad es el verbo andar en su pretérito perfecto simple. Como pertenece a la primera conjugación, la tendencia del hablante es decir “andé” que sería instintivamente lo que correspondería.

El caso es que el verbo andar tiene una historia particular que explica esta irregularidad, que afecta también al pertérito indefinido y al pretérito imperfecto de subjuntivo (anduviera o anduviese). En el blog de Lengua Española explican que en la formación del castellano, la conjugación del verbo andar se vio influida por pretéritos irregulares de verbos muy frecuentes como haber:

Ove > andove (después hube, anduve)

Esta influencia de unas formas sobre otras es lo que se conoce como analogía, que se produce también curiosamente con el verbo tener.

Las pruebas de traducción

13/04/2010

Muchos clientes, antes de encargar un primer trabajo a una agencia, solicitan una prueba de traducción para ver el nivel y la calidad de los traductores. Por lo general, estas pruebas no son retribuidas y está en la mano de cada agencia y de cada cliente decidir sus características.

Normalmente se suelen hacer basándose en textos de entre 500 y 2000 palabras, pero cada traductor debe elegir si se presta a realizar esa prueba, dado que es posible que si no la pasa ni sea pagado ni consiga el trabajo. Además, hay que tener en cuenta la dificultad del texto ya que hemos visto que no todos son iguales.

Para entrar en las agencias de traducción la prueba es un requisito imprescindible y suele ser un proyecto ya aprobado y revisado por lo que cuando la realiza un traductor nuevo ya se sabe cuál sería la aproximación más correcta o la que se consideró la mejor en el momento de realizarla. Además, hay que asegurarse de que la persona que corrige la prueba es un nativo del idioma al que se quiere traducir. En las agencias de esto suele encargarse un traductor de la plantilla para que no haya errores.

Por último, hay que proporcionar a la persona que haga la prueba una evaluación sobre la cantidad de errores gramaticales, si ha hecho una traducción demasiado libre o demasiado literal… vaya, que es fundamental que quien la realiza sienta que su trabajo no ha caído en saco roto, ya que a veces los clientes desaparecen después de la prueba sin decir si la pasa o no la pasa.