Posts Tagged ‘Francés’

El veranillo de San Miguel a lo largo del mundo

02/09/2010

En castellano llamamos “veranillo de San Miguel” a esa época, a finales de septiembre donde el calor vuelve como si el verano no hubiera acabado (aunque lo cierto es que ya coincide de lleno con el otoño). Es interesante ver los equivalentes a esta expresión a lo largo del mundo:

Anuncios

¿De dónde proceden las palabras inglesas más usadas?

29/07/2010

En el Twitter de Stan Carey, está haciendo un repaso del libro A History of Language de S.R. Fischer en el que resumen la procedencia de las palabras inglesas. En él se afirma que de las 1000 palabras más usadas en inglés, el 83% provienen del inglés antiguo, uno 12% del francés y un 2% del latín.

Tomando como muestra las 10.000 palabras más usadas en inglés, resulta que el 31,8% son heredadas de las lenguas germánicas, un 45% del francés y un 16,7% del latín. La verdad es que viendo estas cifras cada vez nos dan más ganas de aprender muchos idiomas para que sea más sencillo hablarlos por sus semejanzas entre ellos.

Glosario de pesca en cinco idiomas

17/06/2010

A travésd el Twitter de Enedelate nos hemos topado hoy con un interesante glosario en cinco idiomas en el que aparecen los nombres de las principales especies marinas. En él se pueden consultar nombres de peces en castellano, en inglés, en portugués, en francés y su nombre científico para que no quepa lugar a dudas.

Nos gusta especialmente el detalle de que en castellano incluyen varias acepciones de la misma especie, por lo que puede ser utilizado en cualquier país de habla hispana (o para traducir al castellan en cualquiera de esos países). Sus usos pueden ir desde una traducción científica a una culinaria o a alguna novela sobre pesca. La verdad es que son de agradecer este tipo de iniciativas que nos lo ponen más fácil a los traductores.

Traducir terminología de vinos

17/05/2010

A través de un twitt de Cálamo & Cran, llegamos al interesante blog Girtraduvino en el que han dedicado un post a la terminología del vino en inglés y en francés.

Nos parece muy interesante esta tabla, y seguro que a los traductores os ayuda un montón a la hora de trabajar con cartas, o a la hora de traducir cursos de cata. Además, es un buen comienzo a la hora de armar un vocabulario relacionado.

El traductor de El Principito corrigió una errata aritmética

23/03/2010

Leemos en el blog de Francis (th) E mule una curiosidad sobre la traducción al castellano de El Principito, la obra más conocida de Antoine de Saint-Exupéry. En el cuarto planeta que visita su protagonista hay un hombre de negocios que desgrana una suma que en el original es distinta.

En francés sería: 3+2 = 5, 5+7 = 12, 12+3 = 15, 15+7 = 22, 22+6 = 28, 26+5 = 31. En la traducción en español, el traductor escribió la última suma como 28+3 = 31. Se supone que el traductor se tomó esta licencia porque vio que en el resto de sumas, la primera cifra sumada era el resultado de la operación anterior.

Este cambio se encuentra en algunas ediciones de la novela traducida al castellano y aún hay un debate entre los distintos traductores que están dirimiendo si efectivamente esta operación es una errata aritmética o por el contrario es un “error” buscado por Saint-Exupéry.

El New York Times pone a prueba los traductores automáticos

10/03/2010

Ya hablamos hace unas semanas de un hombre que iba a poner a prueba los distintos traductores automáticos y buscaba voluntarios que le ayudaran en su tarea. Como agencia de traducción estamos bastante atentos al tema, y hoy podemos enseñaros una de las primeras pruebas que ha llevado a cabo el New York Times.

Este diario ha elegido varios fragmentos de escritos en diversos idiomas (El Principito en francés, Cien años de soledad en castellano; un discurso de Gorbachov en ruso, etc) y ha confrontado una traducción realizada por una persona con otras de los traductores automáticos de Google, Yahoo! y Microsoft. El resultado, como era de esperar, es que la traducción “humana” es la más correcta, pero en las demás versiones no salen demasiado mal parados.

La primera gran diferencia es en la puntuación, ya que en las versiones automáticas se respeta al 100% la original, mientras que en la realizada por una persona se adapta para dar un sentido en la lengua de destino. También cambian ciertos matices que se desprenden de las palabras y sólo son comprensibles por una persona y no se pueden automatizar. En el periódico nos alertan que hay traductores que funcionan mejor con ciertas parejas de idiomas, pero la verdad es que eso lo tendría que evaluar un nativo que conociera a fondo ambas. ¿Vosotros tenéis un traductor automático favorito?

¿Y tú cómo llamas a la arroba?

09/03/2010

La popularización de Internet ha hecho que todos usemos la arroba @ como un símbolo más de la vida diaria, ya sea tecleándolo en una pantalla o escribiéndolo en un folio. En castellano, lo llamamos arroba pero ¿alguna vez os habéis preguntado cómo se llama en otros idiomas?

Siguiendo a la Wikipedia, tenemos este listado:

* en afrikáans, «cola de mono» (aapstert)
* en alemán, «cola de mono» (Klammeraffe o Affenschwanz)
* en aragonés, «alrededor» (Arredol) y también «arroba»
* en bielorruso, «caracol» (ślimak)
* en búlgaro, «monito» (majmunsko)
* en catalán, arrova. También se utiliza «ensaimada», o «caracol» (cargol).
* en coreano, «caracol acuático» (gol-baeng-i o dalpaengi)
* en checo y eslovaco, «arenque» (zavináč)
* en chino (putonghua), «ratoncito» (xiao lao shu) o «marca de ratón» (lao shu hao)
* en danés, «a – con-trompa» (snabel-a)
* en esperanto, «mono araña» (atelo), «caracol» (heliko), «signo de cantidad exacta» (po-signo) o «a envuelta» (volvita a)
* en estonio, «marca comercial» (kommerstsmärk)
* en euskera, «a envuelta» (a bildua)
* en finés, a veces «cola de gato» (kissanhäntä) o «marca miau» (miukumauku), pero usualmente ät-merkki o at-merkki
* en francés, «a comercial» (a commerciale, poco común. Usualmente arobase)
* en frisio, «cola de mono» (apesturtsje)
* en griego, «patito» (papi o to papáki)
* en hebreo, «tarta alemana arremolinada» (s (h) trudel)
* en holandés, «cola-de-mono» (apenstaartje)
* en húngaro, «gusano» o «larva» (kukac)
* en italiano, «caracol» (chiocciola)
* en japonés, «marca de at (refiriéndose al at inglés)» (atto maaku)
* en lituano, «comercial et» (at comercial)
* en noruego, «alfa enroscada» (alfa-krøll)
* en polaco, «mono», (małpa)
* en portugués, arroba
* en rumano, «cola de mono» (coada de maimuta)
* en ruso, «perrito» (sobachka)
* en serbio, «mono» (majmun) o «a loca» (ludo a)
* en sueco se dice «a con trompa (de elefante)» (snabel a)
* en turco, «a con cola» (kuyruklu a)
* en yiddish, «strudel»

Y el inglés americano cambió al inglés británico

08/03/2010

Si la semana pasada hablábamos de cómo el árabe se introdujo en el castellano con palabras nuevas, hoy quiero que me acompañéis en este repaso de los términos de inglés americano que se han colado en el vocabulario de los británicos que ha recopilado el diario Galveston Daily News.

Verbos nuevos: to affiliate, to endorse, to collide, to jeopardize, to itemize, to corner, to boost, to coast, to splurge, to bulldoze, to scoot.

Expresiones del siglo XIX: highfalutin, downtown, down and out, under the weather, true blue, carpetbagger, deadbeat, home stretch, bedspread, poppycock, bottom dollar, back talk, corn belt, jumping off place, hunkydory, rambunctious, scrumptious, to skedaddle, bellhop, spread eagle, bugaboo, boxcar, baggage check, wrecking crew, commuter, round trip, caucus, mileage, gag rule, bootlegger, amen corner, y blizzard.

Expresiones del Oeste: to pan out, to strike it rich, to pull up stakes, to get the drop, to do a land-office business, to kick the bucket, to crack up, to bark up the wrong tree, to go whole hog, to play possum, to have an axe to grind, to let it slide.

Algunas de las expresiones del Oeste vienen del francés: batteau, prairie, butte, bayou, depot; e incluso del castellano: canyon, mesa, vigilante, burro, tornado, mustang, desperado y adobe.

El inglés es el idioma más difícil de leer

01/03/2010

La revista News Cientist ha publicado un estudio realizado por la Universidad de Dundee en el que se llegaba a la conclusión de que el inglés es la lengua más complicada de leer y de aprender. La investigación se hizo comprobando la velocidad de aprender el lenguaje, lectura y comprensión de varias lenguas, oponiendo las romances como el italiano o el francés, a las germánicas, como el inglés o el alemán.

El resultado fue que las lenguas romances eran más fáciles y rápidas de aprender y de leer que las otras debido a que la pronunciación se corresponde aproximadamente con la grafía.

Este estudio, además, afirma que el finés es el idioma europeo más fácil de aprender y de leer, ya que la relación entre una letra y su sonido son siempre el mismo. (De hecho, ponen como ejemplo palabras que en inglés no tienen ninguna lógica de pronunciación como “yatch” o “enough”.)

El estudio finaliza preguntándose si estos descubrimientos sobre el inglés explicarían por qué hay más gente diagnosticada de dislexia en los países angloparlantes que en cualquier otra parte del mundo.

La traducción inversa

18/02/2010

Normalmente las traducciones se suelen hacer de la lengua original a la lengua materna del traductor. Esto es, si un traductor es español, traducirá de inglés a español o de francés a español pero nunca al revés. El origen de esta norma no escrita es que se supone que el traductor tiene más aptitudes para redactar en su lengua materna y que si traduce a otra distinta, aunque la domine, no siempre queda una traducción “natural”.

Hay muchas empresas que ofrecen este tipo de traducción, llamada inversa, de la lengua materna a otra, pero la única manera de asegurarse una traducción de calidad es sabiendo que el que redacta domina al 100% la lengua final. Así pues, las traducciones son deficientes y no se ajustan a lo que el cliente quiere.

La mejor manera de asegurarse de que la traducción es buena es contando con los mejores expertos en la lengua final y revisando cuidadosamente las traducciones, ya que saber traducir de un idioma a otro no implica que la lengua que no es la nuestra se domine con fluidez.